22 abr. 2009

OTRO LUTO PARA LA ESCENA DE MEDELLIN


Se nos van los deseos, se nos van los sueños, se los lleva eso a lo que le huimos, se los lleva la noche, la oscuridad, de luto en luto la escena cobra los cuerpos, de noche en noche la llamamos, de cuando en cuando queremos que nos visite, ojala que nos deje crecer un poco mas. se lleva la joven lozanía creativa, se lleva lo que apenas nace, se lleva eso que esperábamos fuera mas eterno.

somos efímeros lo sabemos pero queremos mas tiempo, antes que siga viniendo.
no le corremos a la muerte pero no la queremos tan cerca.

necesitamos mas peraltas en estos días, mas Carrasquillas que la detenga por un tiempo.
un tiempo mas largo, un tiempo solo un tiempo unos años no muchos un tiempo para seguir creyendo. 

no queremos solo velar los cuerpos, queremos homenajear los, queremos vivirlos otro rático, otro instante aun mas eterno.

7 abr. 2009

QUE?!



ES UNA PERFORMANCE, UN HOMENAJE A UN DEAMBULANTE INFINITO, QUE SIGUE DANDO VUELTAS EN EL GAS DE UNA SODA QUE NO ACABA MOS DE TOMARNOS, EN SUS BURBUJAS VIAJAMOS, Y RECORREMOS LOS ESPACIOS INFINITOS Y ETERNOS.





DRAMATURGIA: ALVARO NARVAEZ

DIRECCION:CAROLINA TABORDA

ACTUACION: ALVARO NARVAEZ
DEDICADA A ALVARO SIERRA ELJACH

¿QUE?

Este texto escrito entre mayo y junio del año 2008 surge después del fallecimiento de Álvaro Sierra. Una noche mientras intentaba dormir mi impaciencia y su recuerdo de noches y noches de deambular por Medellín llegaron a mí, era imposible dormir, el impulso de escribir me levanto y de un tiro llegaron a mi imágenes de aquel bar del parque del periodista donde cada noche alvaro iba a tomarse una Bretaña con zumo de limón porque por aquellos días estaba haciéndose un tratamiento para regular el colesterol o algo así, en su obsesión, y en esos retos que se ponía había decidido no tomar licor por un año entonces siempre se tomaba una Bretaña con zumo de limón me levanto y escribo, escribo un texto que es como de él.
En este texto e l personaje del bar habla de una noche efímera de esos enamoramientos que todos hemos tenido solo con mirar a alguien una vez. Pero en medio de estas frases de conquista el tiempo del personaje se acaba, se va, pasa de un estado materia a otro etéreo, en un espacio envolvente, el personaje se encuentra en una burbuja, en un espacio sub real donde habla, ama y vive ese otro viaje que es desconocido para los que estamos aquí. Final mente el personaje desaparece, pero volverá a parecer en otro espacio tiempo, y así la pieza circula y recorre otros espacios.
La propuesta de esta performance surge de una imagen que Álvaro Sierra y yo habíamos trabajado para el personaje de Emon en Antígona Antagónica. Por aquellos días Daniel un compañero de artes visuales de la Universidad Nacional que pertenecía al grupo de teatro de la misma universidad, estaba trabajando performancias con inflables, de bolsas plásticas, además queriendo involucrar dicho elemento en la obra que apenas comenzábamos a montar. La idea me encantaba, pero solo Álvaro me llevo el capricho y se metió en el inflable (que nunca inflo). De todos modos hizo la improvisación que finalmente no quedo. Después de eso miles de intentos de poner en escena el inflable pero nada. Solo hasta este año como por cosa del destino el texto y esa imagen de la improvisación se unen y por fin el inflable se hace público, se muestra en escena, combinando nuevos elementos, como el humo y la iluminación generada por video proyector.
Finalmente esta performance es el inicio de una nueva propuesta del grupo De Ambulantes, en la cual haremos un homenaje a Álvaro Sierra, con dramaturgia de Álvaro Narváez, y Dirección de Carolina Taborda.